EL MÉTODO.

Alrededor de una copa de vino cortesía de los patrocinadores de The WineStorming Seminars y bajo la premisa de que “con vino, todo es mejor”, se crea un clima propicio y relajado, donde se fomenta el trabajo en equipo, la libre participación, la “coopetencia” y donde las ideas fluyen sin límites.